Almorzando con el maestro de Ollaytantambo

La mañana se presentaba soleada, a las 5.30am abrí los ojos, preparé la bolsa para pasar una noche fuera y me dirigí a la estación de autobuses. Solo llegar unos hombres voceando: Ollaytantambo, Ollaytantambo! Solo quedan dos plazas señorita… Pues una es mía, respondí. Tras 1hora y media de viaje en autobús repleto de locales donde no cabía ni un alfiler, llegamos a nuestro destino. Mis tripas empezaban a rugir así que pregunté por el mercado local, en lugar de quedarme por las cafeterías de la plaza a la caza de turistas para triplicarles el precio de todo. Una vez calmada el hambre voraz decidí pasear a ver que me deparaba aquella acogedora y rústica aldea ya que mi tren hacia el pueblo de Machupichu no salía hasta las 13h.

2013-10-26 16.54.52

En menos de 30 minutos ya había dado la vuelta a aquel pequeño pueblo y aun me quedaban 3h por delante, así que decidí preguntar por un hombre del que me habían hablado en Cusco, una abuelo con barba blanca que por lo visto lee las hojas de coca, tiene poderes curativos y es reconocido en el pueblo por ser un gran sabio. Mi sorpresa fue que todo el mundo conocía a el señor Vidal, pero como el panadero. Después de negociar con unas cuantas motos, conseguí que me acercaran a casa del abuelo que vivía aislado en la montaña. Solo llegar, un cartel en la puerta que ponía centro espiritual, no hay duda que era el lugar que buscaba.

2013-10-26 16.45.33

Solo entrar me encuentro a un chico delgaducho y muy desaliñado labrando la tierra, me mira con cara de sorpresa y le pregunto por el señor Vidal. De repente me abraza: qué bueno que hayas venido! Sabía que vendrías porque te había soñado! Súper entusiasmado empieza a enseñarme la huerta y todas las plantas que trabaja, entre ellas, el cactus alucinógeno San Pedro.

El tiempo pasaba y como en 2h cogía el tren le volví a preguntar por el abuelo. Sí, sí, el abuelo es un hombre muy sabio aunque algo casca rabias, yo soy escritor, un día vine a verle para llevarlo a Barcelona donde debía reunirse en Montserrat con otros sabios del planeta, pero su respuesta fue que su deber era ayudar a la gente de aquí y que no podía ir porque tenía mucho por hacer, así que decidí quedarme a ayudarle y aprender de él. Para que te reciba mejor, me vas a ayudar a empaquetar unas galletas que acabo de hacer para vender en el pueblo y así verá que has venido a ayudar y te recibirá mejor, me explicó el muchacho.

De repente se oye a el abuelo: muchachooooooooooo, muchachoooooooo, qué haces? Ven acá a ayudarme por dios!

Ya voy abuelo, ya voy!
Corre, sigueme sin que te vea.

Agachados para que el abuelo no nos viera nos dirigimos a la cocina donde de repente me quedé sola empaquetando galletas. Aquello era surrealista, parecía que me había metido en un cuento, aquella cocina me recordaba a la del abuelo de Heidi. Cuando ya pensaba que se habían olvidado de mí, de repente aparece el abuelo. Yo me imaginaba a un anciano pero no, para que os hagáis una idea era un hombre corpulento y fuerte que a mi me recordaba a Chanquete de verano azul, pero solo en el físico, ya que su carácter era más bien agrio, cascarrabias, serio y severo, decía las cosas tal y como las pensaba sin ningún tipo de tacto. Esta es la joven estudiante que ha venido a ayudar, dijo el muchacho. Sigueme, me dice antes de saludarme. Y de repente me veo de pie alrededor de una mesa con 3 platos de potaje y el abuelo bendiciéndola. Yo pensando, no por dios que no me haga comer esto que no me gusta y encima estoy que voy a explotar después de todo lo que he desayunado… pero cualquiera le decía algo a aquel hombre que con tan solo su presencia se hacía respetar.

Que estudias? Me dijo en tono seco. Le cuento de la forma más resumida posible mi historia, sabiendo que no lo entendería pero sin capacidad de reacción para mentir.

He estudiado en la universidad, luego estuve trabajando hasta que decidí viajar un tiempo para ver el mundo con mis propios ojos, así que podría decirse que lo que estudio ahora mismo es mundología.

Efectivamente no me entendió, y ni corto ni perezoso empezó a desahogarse conmigo de todo lo que pensaba de los jóvenes de hoy en día, que si mucho estudiar pero que no sabían nada de la vida, que si las ciudades, la televisión y demás tonterías nos estaban dejando tontos, que el mundo cada vez iba peor, qué estábamos contaminados, que no entendíamos nada… Yo callada, sin apenas poder tragar iba comiendo de aquel plato a pesar de ser lo último que me apetecía.

Me dijo que me dejara de buscar mi misión en la vida y que lo que yo debía hacer en este mundo era crear una familia modelo y ser un buen ser humano. Esta es la valiosa lección que te voy a regalar por haber venido a ayudar, los escalones que tiene la vida, me dijo mirándome serio fijamente a los ojos. Resumiendo la conversación de casi una hora, estos son los pasos que me desveló:

1- Servir
2- Voluntad
3- Artista
4- Belleza
5- Amor
6- Conocimiento concreto
7- Ceremonia
8- Magia

Después de la charla, me hizo pasar a un cuartito que parecía su consulta, con una camilla, cuadros de la anatomía humana, mezclas de aceites y pócimas y una mesa donde me leyó las hojas de coca. Me pidió me concentrara en lo que quería preguntar a las hojas y puso mis manos sobre un trapo doblado donde estaban las hojas metidas, el puso sus manos sobre las mías y tras unos segundos con los ojos cerrados y los dos concentrados en mi pregunta, destapó a las hojas.

Tu propósito en la vida es aplicar tus estudios, habilidades y capacidades para generar riqueza, pero no para utilizarla como hace la mayoría en cosas innecesarias y para la destrucción como hacen hoy en día los hombres de poder. Tu riqueza va a ayudar a mucha gente que lo necesita, en las hojas veo a mucha gente necesitada que va a recibir tu ayuda. A ti este viaje te ha servido para eso, para darte cuenta con tus ojos de lo necesitado que está el mundo. Tu deber en este mundo también es inspirar a los hombres, se te ha dotado con una luz que no es habitual y que su función es inspirar, empezando por los de tu familia y terminando por el que será tu marido, que será artista. Del mismo modo, como te he dicho antes, tu función también es ser un buen ser humano, querer y cuidar a la madre tierra y formar una familia modelo.

Yo me quedé sin palabras, sin apenas digerir la información le di las gracias y me apresuré a la estación para no perder mi tren. El muchacho me pidió que me quedara a vivir con ellos y se despidió de mi entregándome unas piedrecitas para que me dieran buena suerte.

Una vez sentada en el confortable tren rumbo a el pueblo de Machupichu, visualizando paisajes de verde intenso, montañas y el caudaloso río Urubamba empecé a digerir toda la información e increíble situación vivida, son estas vivencias las que hacen memorables y llenan de sentido a mi viaje.

2013-10-26 20.33.14

2013-10-26 19.15.24

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PERU. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s