KUTA LOMBOK

Mi viaje a Lombok fue una especie de paréntesis en mi viaje de mochilera, ya que vino a visitarme un amigo que digamos que tiene una buena situación económica y que nos invito a todo tanto a Caroline como a mí durante los 4 días que pasamos en Kuta Lombok. Estuvimos alojados en un resort con una villa para nosotros solos, con vistas al mar y piscina privada por no hablar de tremendos lujos cuando eres una backpacker como habitación limpia, aire acondicionado, jacuzzy, cafetera, tele de plasma, servicio de lavandería, spa, y buffet para comer lo que nos diera la gana! Todo sin preocuparme por el dinero, sin tener que estar haciendo  cálculos y quitándome de cosas para llegar al presupuesto. Días de lujos que después de 3 meses viajando se agradecen y mucho.

537231_10151511692984259_1580172807_n

Pero aunque suene raro, mi tercer día así echaba de menos mi manera de viajar, la aventura, el riesgo y sobretodo mi contacto con los locales y con la vida real del lugar. En un resort a veces no se aprecian las diferencias de estar en Indonesia o estar en Europa u otra parte del mundo, no te permite conocer la realidad del lugar donde estás y bajo mi punto de vista después de unos días empieza a ser más de lo mismo. Paradójicamente rodeada de tanto lujo y en mi opinión derroche, me sentía más pobre o mejor dicho vacía  que en muchos momentos de mi viaje sin comodidades.

Lombok tiene unos paisajes increíbles que pudimos ver desde el coche que nos llevo desde el norte al sur para alojarnos en Kuta-Lombok conocido como paraíso de los surfistas. Los paseos en moto tampoco tenían desperdicio, verde, verde y más verde, palmeras, montañas, búfalos y de repente increíbles playas con toda una gama de colores  azules. El paisaje me distraía un poco del miedo a los baches de la carretera que me recordaban a mi accidente en Nepal.

544015_10151504957194259_1756743865_n

Por supuesto, no podíamos irnos de allí sin hacer surf o en mi caso sin estrenarme en otro de los deportes que tanto tenía ganas de probar. Para llegar a las olas tuvimos que alquilar un barquito que nos llevo a la zona de surf, como los chicos ya sabían, fuimos directamente a la zona de profesionales sin pasar por la de begginers por lo que mi idea de probar se disperso por unos momentos. Nos vemos en una hora, nos dijeron los chicos, Carol se puso a tomar el sol y yo no tardé ni 5 minutos en encontrar a alguien que me dejara una tabla y me enseñara… Jejje… Imposible quedarme con las ganas de probarlo después de ver como todo el mundo disfrutaba de las olas.

528448_10151504955284259_1843078903_n

Madre mía que cansado es este deporte, para disfrutar de apenas unos segundos encima de la tabla, hay que remar muchísimo ( por lo menos en esta zona que cuando la ola te arrastra, te lleva a la otra punta por la corriente) y esperar y esperar a el momento adecuado, pero sin duda alguna bien merece la pena y es recompensado con los escasos segundos sintiendo como la ola te lleva y tu formas parte de ella. Solo dos veces fui capaz de ponerme de pie y no más  2 segundos pero para ser mi primera vez, me voy más que satisfecha y con el mono de repetir muy pronto 😉

 

525392_10151504977844259_926926852_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en INDONESIA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s