LARGO VIAJE PARA LLEGAR A LUANG PRABANG

El martes por la tarde me despedí de los peques, de Katya y las otras voluntarias, cogí un bus para llegar a la frontera con Laos, mi intención era cruzarla ese mismo día pero el bus tenía nada más y nada menos que 4 horas de retraso así que como llegué tarde tuve que pasar la noche en Chiang Khong. Al día siguiente bajo una tormenta cruce la frontera en el ferry con otros viajeros que se habían alojado donde yo.

376366_10151366147379259_2054673352_n

Una vez hice todo el papeleo de la visa tomé la decisión de la que me estuve arrepintiendo prácticamente todo el camino: coger el bus en lugar del barco con los otros viajeros, la razón era que el barco tardaba 2 días y yo prefería llegar al día siguiente, pero no tenía ni idea de que iban a ser 15 horas en un autobús sin asiento reclinable, con música laosiana a toda hostia desde principio a fin del viaje, lleno de gente local cargada de bolsas de comida, un olor inhumano e innumerables paradas durante todo el viaje: para recoger a gente por todos los pueblos que pasábamos, para comprar una especie de troncos que nunca entender para que eran, para ir al toilet en medio de la montaña… Una vez más puse mi paciencia a prueba, por si no aprendí la lección en aquel tren de India en el que pasé 18 horas, la historia se me repetía… Aun no sé como aguanté porque solo sentarme ya quería bajarme, al principio era más llevadero porque las vistas eran mi anestesia a la incomodidad e incluso me hacía gracia ir escuchando la musiquita típica de allí pero cuando se hizo de noche, empezó a llover más fuerte, por aquellas curvas en medio de la selva, intentando sin éxito encontrar una postura para dormir un poco en mi asiento anticomfor, acabé odiando aquella música que a pesar de ser las 3am seguía sonando a toda hostia…

250766_10151366148444259_1821759054_n

A las 5am por fin llegamos y cogimos un tuck tuck en busca de un hostal abierto, económico y no lleno. Iba junto con dos chicos de Badajoz que viajaban en el mismo bus y dos locos que se nos unieron de los que no podíamos parar de reírnos, tendríais que haber visto las pintas, jajajajja, un abuelito Tailandés con una chupa de cuero, un pantalón corto, unos calcetines hasta la rodilla, unas gafas de aviador y un libro que se titulaba ”como salir de una depresión” y el otro un francés con la ropa sucísima que no paraba de fumar como un desesperado y que no paraba de cantar y decir tonterías… Nosotros nos mirábamos y entre el cansancio y la situación no podíamos parar de reírnos… Finalmente y bajo la lluvia encontramos una habitación para compartir los 3.

554499_10151366151049259_434371665_n

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LAOS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LARGO VIAJE PARA LLEGAR A LUANG PRABANG

  1. Jajaja! me he reído solo con la descripción del abuelito tailandés… y qué recuerdos esos autobuses interminables… total para hacer 300 kms…

    Besos!

  2. J.M dijo:

    No has podido describir todo esto mejor!!!este viaje en bus,te aseguro que no lo olvidamos en tiempo,por cierto,escribes genial,te seguiré siguiendo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s