WELCOM TO BANGKOK

Good morning desde la megaestrella asiática! BKK puede ser una ciudad caótica y ruidosa si se viene de occidente pero si se ha pasado por India se puede llegar a encontrar normalidad dentro de su locura y a pesar de su tráfico se agradece que el claxon lo utilicen al igual que nosotros solo para prevenir accidentes y no como hacen sus vecinos indios que parecen tener los dedos enganchados a él. El colorido por todos lados hace que los traffic jam sean mucho más llevaderos, taxis rosas, autobuses verdes y amarillos y tuck tuck multicolor.

1244_10151347721279259_2064808436_n

La odisea viene cuando se quiere cruzar la calle, ves un paso de zebra y empiezas a buscar el semáforo inexistente hasta que después de mirar izquierda, derecha, en diagonal, en vertical, arriba y abajo te das cuenta que la única opción que te queda es lanzarte a la carretera y que sea lo que dios quiera 😉

Esta ciudad para mi es como una olla presión que condensa pasado, presente y futuro, donde se mezcla tanto la cultura tailandesa como la de miles de culturas que se cruzan en lo que para muchos es la típica ciudad de paso pero con una más que merecida parada obligatoria. Un armatoste de progreso que se puede observar desde su futurista sky train BTS adentrándose al downtown repleto de rascacielos. Del mismo modo tambien puede verse como la Venecia del este si se quiere cuando se pasea con los local boats a través del río Chao Phraya.

 

20130124-204128.jpg

De repente puedes entrar a las rústicas callejuelas sois que te recuerdan que además de estar en una gran ciudad no se pierde el encanto de Asia y sobretodo el contraste que ofrece salir del caos adentrándose a la infinidad de templos que regala la ciudad donde se puede disfrutar de la colorida y detallista arquitectura tailandesa y reponerse de la confusión de caminar entre la multitud, bajo altas temperatura. Budas por todas partes y mojes que al alba pasan a recoger las ofrendas de los Tailandeses.

DSC00006

Si se quiere entrar al paraíso mochilero no hay más que adentrarse a Kohasan Road, calle enfocada al disfrute del turista, llena de luces de neón, paraditas de comida, locales de masajes, tiendas de todo tipo e infinidad de hostales, bares y clubs. Me ha recordado un poco a un Lloret de Mar asiático pero reconozco que pasando unas horitas en una terraza tomando algo se puede llegar a conocer gente muy interesante y de todos los países, es el típico sitio de encuentro y que aunque se aleje del auténtico Bangkok también es parte característica de él.

20130124-204047.jpg

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tailandia. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a WELCOM TO BANGKOK

  1. ¡Hola Sandra!

    Por fin he podido leer con tranquilidad la historia de tu pierna, ¡qué barbaridad! Por lo que me habías contado no tenía ni idea de que el asunto hubiese sido tan grave… ¡me alegro de que todo haya salido bien!!

    Y sobre todo, me alegro de que a pesar de ese pequeño traspiés hayas decidido darle una nueva oportunidad a tu viaje, ¡muchísima suerte! Ya verás como después de India, el sudeste asiático te parece pan comido 😉

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s