POKHARA

Imaginaros un pueblecito rodeado de montañas triangulares con los picos cubiertos de nieve y que se reflejan en un enorme lago completamente en calma donde se puede dar un tranquilo paseo en barca. Una temperatura ideal, días soleados pero sin hacer excesiba calor gracias a la brisa fresca que llega de las cumbres. En su calle principal, infinidad de tiendas, restaurantes, cafeterías, spas, centros de masajes, de meditación y clases de yoga todos relativamente modernos y con todas las comodidades que un occidental pueda necesitar. Multitud de actividades para disfrutar: rafting, parapente, ciclismo, pero sobretodo el deporte estrella; el tracking. En la frontera de Nepal con el Tibet se encuentra el Himalaya que es el conjunto de montañas con más ochomiles del mundo, un auténtico paraiso para profesionales de la escalada. Pero no solo para ellos, Pokhara es el lugar ideal  para cualquier amante de la montaña, los deportes, la naturaleza, de los temas espirituales o que simplemente quiera relajarse rodeado de belleza.

DSC00348

Este lugar me ha venido genial para recuperarme de India, sentarme enfrente del lago y poder estar relajada sin ruidos y sin que nadie me intente vender nada me parece un espejismo después de los últimos días. Poder desayunar en una cafetería limpia, tomarme un cafe expreso y que encima tengan WIFI, se me hace todo un lujazo. Dormir en un hostal que no esté lleno de bichos, poder practicar algo de deporte y disfrutar de majestuosas vistas a la naturaleza nepalí está siendo una auténtica gozada.

HIMALAYA

Pero lo gracioso es que cuando llevo dos días aquí de relax me doy cuenta de que esto no deja de ser parecido a estar unos días en las montañas de los Pirineos, es como empezar a volver a tu zona de seguridada, esa que no te pone a prueba cada segundo y que no te hace sentir sensaciones hasta entonces desconocidas. Aunque el lugar sea precioso no tiene nada que ver con India donde cada día te esperas lo inesperado, sin embargo aquí todo es tranquilo y es muy difícil que algo te sorprenda viniendo de allí. Cuando llego al hostal y me pongo a ver las fotos, sí, son paisajes preciosos pero nada que ver con las sorprendentes imágenes de India, y cuando me pongo a pensar en lo que he vivido a lo largo del día nada que ver con las incontables experiencias y emociones que podía sentir en la increíble India. Es posible que con lo que la he odiado la esté empezando a echar un poco de menos? Estamos locos o qué?

POKHARA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en NEPAL. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a POKHARA

  1. Una buena reflexión sobre India… cuando te has ido la echas de menos y cuando estabas allí no la podías soportar…

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s