WELCOM TO DELHI

Solo llegar a el aeropuerto mi primer pensamiento fue “que exagerada es la gente”, hace calor, huele diferente, la gente te mira y algún taxi se acerca a ofrecerte sus servicios pero nada insoportable. Cogí un taxi de prepago conducido por mi primer amigo indio, Mono, y me dirigí a la zona de mochileros llamada Pahar Ganj. Allí cambiaba la cosa, daba la sensación de retroceder en el tiempo, las calles estrechas, de arena, llenas de polvo y basura, prácticamente intransitables entre personas, coches, tuck tuck y vacas, pobreza extrema en cada rincón, puestecitos de comida cada dos pasos, muchísimos comerciantes como los de antaño, casas antiguas, chabolas, muchísima suciedad por todos lados y una mezcla de olores muy intensos. Una vez atravesada la muchedumbre y el caos de la calle encontré el hostal donde Carmen, la chica del blog, me esperaba para compartir habitación. Dejé la mochila y nos fuimos a comer para coger fuerzas e ir a ver la parte de Old Delhi.

Cogimos el metro y la verdad es que me sorprendió lo bien que funcionaba y la rapidez con la que pasaba. Fuimos en un vagón solo para mujeres, era muy gracioso como Carmen y yo no podíamos parar de mirarlas y ellas a nosotras. Todas guapísimas con los saris coloridos que parece mentira como no se les ensucien al pasear por las polvorientas calles. Una vez en Chandni Chowk, Carmen me advirtió: “tranquila peor que esto ya no vas a ver nada” y es que todo lo que he descrito de Pahar Ganj aquí se multiplicaba por tres. Habían momentos que entre el agobio de la calor, las bocanadas de olores tan diferentes, la muchedumbre, la suciedad, las miradas intensas de los indios, los pitidos de los tuks tuks que se meten en el oído y los gritos lady lady cheap cheap entran ganas de decir: socorroooooooo.

Pero al final del día, cuando te sientas a observar desde una terraza relajada lo que pasa ahí abajo te das cuenta de que hay algo que envuelve las calles, una especie de magia que hace que después de todo esta ciudad te acabe embaucando con su encanto especial. Aunque a primera vista pueda parecer una ciudad caótica reside serenidad en cada parte y mirada. En un mismo día India puede hacerte sentir frustración y odio a la vez que admiración y respeto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en INDIA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a WELCOM TO DELHI

  1. DIANA dijo:

    Hola Sandri, siento muchisimo la mala pata que tuviste en tu primera parte del viaje. Estoy siguiendo tu blog, tal y como te habia dicho. Ya me tardaba que volvieses escribir algo, porque sabes q te seguire para vivir tus experiencias pero desde mi casita, ya q me parece tan fantastico lo q haces q me encantaria hacer algo parecido. Pero yo estoy esperando pasar mi gran experiencia, tu ya sabes.
    Un besazo y hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s