DUDAS

Viajar es algo que soñé toda mi vida. Seguramente penséis: ¿quién no sueña eso?”. Puede ser, pero yo lo soñé con tanta fuerza que sabía que lo acabaría haciendo. Todos tenemos un sueño que muchas veces no contamos por miedo al que dirán, pensarán que soy una nómada, una vaga, una rebelde, una idealista, una hippie o una loca. Dejar todo para viajar por el mundo es un camino de ida sin ningún tipo de señalización. ¿Me llegará el dinero? ¿Me arrepentiré? ¿Me pondré mala? ¿Me gustará vivir así? Interrogantes constantes que solo seré capaz de responder “on the road”.

Cada mañana en el trabajo, cunado me siento delante del ordenador, me planteo lo rápido que me está pasando el tiempo. Ocupadísima toda la semana entre estudiar, trabajar, deporte y algo de vida social, los días y semanas se me escapaban de las manos sin darme cuenta. Es ahí donde me planteo si estoy viviendo tal y como quiero vivir, si estoy haciendo todo lo que quiero hacer y si me estoy acercando a mis objetivos en lugar de desviarme antes de que los años hayan pasado sin apenas darte cuenta.

A lo largo de mis 29 años me he dado cuenta de que tengo dos pasiones. Por un lado la moda y para ello he cursado mis carreras y mi master para hacerme un huequito en una empresa de moda y actualmente tengo el privilegio de poder estar trabajando para la mejor empresa española en este sector y un ejemplo a seguir, INDITEX, de la que todavía me queda mucho que aprender y en la que me gustaría poder crecer profesionalmente. Por otro lado, tengo otra pasión que es la de viajar lo que para mi significa descubrir nuevos horizontes, aprender de nuevas culturas, conocer a gente enriquecedora y en consecuencia a mi misma. Si me pongo a analizar los mejores momentos de mi vida, prácticamente todos han sido en algún viaje. El problema está cuando tus dos pasiones no son compatibles ya que si te dedicas de lleno a la empresa no puedes dedicar tiempo a viajar a no ser que tengas la suerte de tener un trabajo que te lo permita, lo que me gustaría poder conseguir algún día aunque soy consciente que no es lo mismo viajar por trabajo que dedicarte plenamente al viaje. Pero si haces esto último parece que te quedas un poco estancada a nivel profesional.

Esto ha sido mi dilema a lo largo del último año. Un día me levantaba y decía “Me voy”, necesito viajar, conocer, vivir experiencias diferentes y aprender, tengo 29 años y si no lo hago ahora no lo haré nunca y me acabaré arrepintiendo. Pero otro día me levantaba pensando lo bien que vivo y lo cómoda que estoy, no me falta de nada, tengo un puesto en una empresa que me encanta, rodeada de buena gente, con muchas posibilidades de crecer, haciendo algo que me gusta y con un sueldo que me permite vivir sin preocuparme. Aquí tengo a mi familia, a mis amigos y si me voy estaré sola y sin trabajo… entonces el miedo se apodera de mí, el sueño se vuelve más lejano y otra vez gana la seguridad sobre los sueños. Y la vida va pasando al mismo tiempo que aumenta el riesgo de que esa idea se quede en solo un recuerdo después de unos años: Aixxx, me acuerdo cuando era joven y quería viajar por el mundo y aprender de ello…Qué loca!

A veces es el miedo por perder lo poco que tenemos lo que nos mantiene congelados haciendo la misma cosa todos los días. Creyendo que si lo dejamos difícilmente conseguiremos algo igual de bueno o mejor. Es totalmente válido, sobre todo para personas que con el tiempo ya se han hecho de grandes responsabilidades. Pero en el caso de los que aun no tenemos anclas, debemos ser conscientes e identificar ese valioso instante antes de que pase.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en REFLEXIONES. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a DUDAS

  1. isaac colominas dijo:

    Hola Sandra!! precisamente el miedo es lo que no nos deja tirar hacia adelante. Todo el mundo sabe donde nace y donde empieza su camino, pero tu decides donde terminarlo. Te deseo mucha suerte en esta más que interesante aventura, te envio mucha energia positiva y te entrego toda la paz interior que sea posible!

    “Que los vientos te empujen siempre hacia adelante y el sol te de en la cara, y los vientos del destino te hagan volar para asi poder bailar con las estrellas”

    Mucha suerte de corazón!

  2. Patrixi dijo:

    Hola guapa! Soy Patri, de couchsurfing, no te preocupes si no contesto es que estoy en vietnam currando en una feria y ando cortita de tiempo! Bueno, estoy de acuerdo en toda esta filosofía 🙂 Yo llevo pensando así unos añitos, hay que aprovechar antes de que algo te retenga en algún lugar! Y desde luego hay que perder el miedo a perder lo poco que tenemos que basicamente se reduce a una seguridad y una rutina (y que valoraremos poco dentro de unos años). Yo lo sé porque la gente de mi edad me dice que cambie, que ponga los pies en el suelo, y los que tienen unos añitos más me dicen “ojalá hubiese hecho lo mismo que tu”.

    Definitivamente la vida es muy corta! Seguro que jamás te arrepientes de esta decisión 😉 No he vivido la experiencia para poder hablar muy alto, pero yo también la quiero vivir (échale dos años más para ahorrar y ready to go jajaj). Bueno, a ver si nos vemos por Camboya! Aunque si tu llegas para primeros de noviembre, yo debería estar por el norte de Tailandia o entrando a Laos… Te dejo abajo el enlace a mi blog extremadamente desactualizado pero que pronto actualizaré 😉

    Un besote

  3. Euge dijo:

    Yo solo te puedo decir “adelante”, como bien dices no tienes anclas y tienes toda la libertad para hacerlo en este momento… no te arrepentirás y espero que vuelvas a enriquecernos a todos con tus vivencias.

  4. Joan tapia dijo:

    Hola Sandra,
    Primero de todo felicitar te por ese gran paso y gracias por compartirlo en este blog, que lo seguiré con mucho gusto. Creo que todos los que nos hemos planteado lo que tu vas a llevar a cabo hemos tenido mil dudas, pero para disipar una duda, cualquiera que sea se necesita una acción, así que ADELANTE!
    La vida no se mide por las veces que respiras sino por los momentos que te quedas sin aliento. Un saludo 🙂

  5. Hola, soy Lety de mochileando por asia! cuando he leido tu post me he sentido 100% identificada, yo tb trabajaba en una empresa de moda, en desigual y estaba muy bien y muy feliz, pero cuando el gusanillo del viaje te pilla… no hay nada que hacer, solo seguir el instinto y lanzarse a descubrir el mundo. Si te puede ayudar, te digo que fue la mejor decision de mi vida y que todas las experiencias vividas, las personas conocidas, los lugares visitados merecieron la pena y jamas, jamas me arrepentiré. Sí me hubiera arrepentido de no haber dado el gran paso, pero veo de los comentarios de arriba que tu tb lo has dado, así que ehorabuena!!! Ya sabes para cualquier duda estamos aquí!!! Gracias por “seguirnos” 🙂 un abrazo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s